Hacer planes

le viene fácil a la gente que no tiene ninguna responsabilidad para con el prójimo. Basando sus decisiones, momento a momento, en la pequeña brújula que cargan en su estado de animo. Finalmente, desechando todo aquello que, por el momento, no necesiten. Sin consecuencias, sin miramientos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>