Le escribí por la mañana.

Eso desato un caos de sentimientos en mi interior. Finalmente solo tengo uno, muy por dentro, fijo: miedo. Porque no se siquiera si vas a recibir el mensaje. Porque probablemente siempre tenga tiempo suficiente para borrarlo. Sigue después el miedo de volver a verte. El miedo de no hacerlo. El de desear a alguien más… el de que alguien más me desee. Todo es un sin fin de miedos… por cosas que quiero. Pero nunca se bien que quiero. Solo sentir. Sentir algo más que miedo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>