Hoy te hablé.

Que tan difícil es decir la verdad, pues la verdad es mutable… indiferencia continua que nos juzga en todos lados.
Hoy, te dije que te quiero… que te quiero ver… que siempre te he querido ver, aún cuando te dije que no… cuando te dije que no podría estar con alguien de tu edad…. cuando estaba equivocado.
Soy la falsa esperanza de un ser humano en penitencia, moribundo, esperando el último suspiro de toda la humanidad.
Soy la mentira en la que nunca quisiste creer… el ciervo que no pudo salvar a nadie… la esperanza de la nada que duele en todos los interiores.
Soy un ente en medio de un disolver, de un nunca volver a aparecerme por estos rumbos.
Sabes que te deseo y no sabes nada más que seguir odiando… me. Soy el final de la linea que viste desaparecer al cambiar tu forma de pensar.

Soy nada… desaparecí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>