Tengo un limite

pero no se cual es. Tengo un fin, pero no lo he podido visualizar desde donde me encuentro. Hay lineas que me delimitan. Hay palabras que no he aprendido y sentimientos que no he sabido definir. Hay sueños que no he podido tocar, verdades que no he sabido escuchar, notas perdidas, fotos escondidas, pensamientos evolucionando hacia un otro lugar. Soy una tachuela que me posiciona en donde esté. Soy respirares, olores y ciclos circadianos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>